Andadores infantiles

Como padres una de las fechas que grabamos a fuego en nuestra memoria es cuando nuestro pequeño comienza a dar sus primeros pasos, pero si nuestro pequeño tiene algún problema en el desarrollo sobrevenido por una patología, síndrome o proceso, su deambulación puede verse afectada ya con un retraso en su inicio o una evolución no correcta creando una marcha inestable o no funcional. El objetivo de los andadores infantiles es dar mayor estabilidad al niño en la ejecución de la marcha autónoma, además de permitir que el niño tenga un apoyo simétrico en ambas manos favoreciendo el alineamiento corporal.

Los andadores infantiles van a ser útiles en niños con parálisis cerebral, enfermedades neuromusculares o trastornos en los que haya debilidad, falta de coordinación, problemas de equilibrio, etc.

Como padres vamos a buscar como ayudar a nuestro hijo a alcanzar este hito de desarrollo; desde Ayudas ortopédicas Online os queremos ayudar a vosotros y a vuestros hijos, para ello en este artículo os voy a presentar diferentes andadores infantiles.

El objetivo de los andadores infantiles es dar mayor estabilidad al niño en la ejecución de la marcha autónoma, además de permitir que el niño tenga un apoyo simétrico en ambas manos favoreciendo el alineamiento corporal.

La primera gran diferencia es distinguir entre andadores infantiles anteriores o posteriores:

  • Andador anterior: El andador ocupa el espacio más inmediato por delante del niño. Estos andadores son los más indicados para las primeras fases de la marcha y bipedestación ya que dan más seguridad al niño al verse más sujeto y donde agarrarse por delante de él.
  • Andador posterior: El andador posterior ocupa el espacio por detrás del niño. Este tipo de andador permite que la posición del niño sea más recta y que pueda interactuar más con el medio al no tener de ningún material que se interponga por delante del niño. Los andadores posteriores cuentan con un dispositivo de bloqueo en las ruedas que impide que el niño con poca estabilidad pueda irse para atrás.

Os voy a ir mostrando diferentes tipos de andadores de ambos tipos:

Andadores infantiles anteriores:

Andador infantil Air-N:

El andador infantil Air-N es muy ligero al estar fabricado en aluminio y tiene la ventaja de ser plegable y ocupar poco espacio. Las empuñaduras ergonómicas en la parte delantera facilitan un buen agarre y dan gran seguridad al niño. Además, sus colores son muy atractivos para los niños.

Andador infantil:

Es un sencillo andador anterior fabricado en acero, en el que el niño va a poder caminar realizando un apoyo con las manos más lateral que en el caso anterior.

Andador Grillo anterior:

El andador grillo anterior está pensado para aquellos niños “todoterreno” que son muy movidos o con grandes espasticidades ya que disponen de unos hidráulicos en las patas que se van a adaptar a todas las necesidades.
Este tipo de andador es un andador anterior pensado para aquellos usuarios que además de una referencia delantera necesitan de un soporte a nivel de pelvis o soporte de tronco.

Además, cuenta con gran cantidad de regulaciones y tipos de soportes para que se adapte a todas las características y necesidades de cada usuario. Cuenta con soporte torácico, pélvico, manillar y/o faja de sostén.

Andadores infantiles posteriores:

Andador posterior Nimbo:

Este es un andador posterior pensado sobre todo para niños con parálisis cerebral o para aquellos niños a los que el tener un obstáculo justo delante de ellos les puede impedir el inicio de la marcha. Al ser un andador posterior que envuelve al niño por detrás también ayuda a que el niño camine con una posición más erguida.

El andador posterior Nimbo cuenta con unos topes en las ruedas traseras que impiden que el andador se pueda ir hacia atrás y en las ruedas delanteras se puede accionar un bloqueo que impide que las ruedas delanteras sean direccionales.

Además, este andador para niños cuenta con accesorios para adaptarse a múltiples necesidades como el apoyo en antebrazos, la posibilidad de asiento o de soporte pélvico.

Andador Forta Kaiman:

El andador Kaiman es un andador que tiene gran cantidad de regulación de la altura para una mayor precisión de ajuste permitiendo hasta 12 posiciones.

Como el resto de los andadores posteriores llevan freno antiretroceso y empuñaduras de fácil agarre.

Andador infantil Pluto:

Andador posterior pensado para los más pequeños de la casa que gracias a sus llamativos colores serán la envidia de su cole. Con este andador dotamos de apoyo en la deambulación al niño y favorecemos que su postura sea más erguida.

Con sus topes en las ruedas traseras evitamos que se pueda ir hacia atrás.

Está disponible en dos tallas, andador Pluto pequeño y andador Pluto grande, para que se adapte al mayor tipo de niños.

Caminador Birillo:

El caminador Birillo es un andador que ayudará al desarrollo de la deambulación en posición de sentado y gracias a sus vistosos colores será percibido por el niño como un juguete más, como un correpasillos. Está pensado para niños de 3 a 8 años.

Este caminador dispone de un asiento que permite el desplazamiento autónomo del niño en posición de sentado por lo que es idóneo para las primeras fases de deambulación o para aquellos niños cuya fuerza muscular en extremidades inferiores no les permite aguantar su propio peso. Además su asiento triangular y con cuña permite que la cabeza esté perfectamente alineada con el tronco y que la cadera no tenga una extensión excesiva ni esté aducción llevando a la cadera a su posición más adecuada en posición de sentado.

Andador Grillo posterior:

El andador grillo posterior está pensado para aquellos “niños todoterreno” que son muy movidos o con grandes espasticidades ya que disponen de unos hidráulicos en las patas que se van a adaptar a todas las necesidades.
Además, este modelo posterior permite una marcha sin obstáculos por delante.

Permite múltiples opciones de configuración si necesita de más o menos soporte al igual que ocurre con el anterior.

Andador Dynamico:

Este andador Dynamico dispone de un soporte torácico y un soporte pélvico que hace que el andador envuelva completamente al niño haciendo que todo el centro de gravedad del niño caiga en el centro del andador dándole una máxima estabilidad en la marcha.

Este andador, de interior o exterior, va a dar una gran estabilidad y seguridad a aquellos niños con problemas de equilibrio e inestabilidades. Además, incorpora una braguita que frenará la caída del niño hacia abajo si esta se produjera.

Según si es de interior o de exterior llevará una ruedas más pequeñas o más grandes para terrenos más irregulares y frenos.

Desde Ayudas ortopédicas online os ofrecemos el asesoramiento que necesitéis en función de las necesidades de cada niño. Estamos para ayudaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonAYUDAS ORTOPÉDICAS ONLINE